Alcohol y adolescentes, ¿qué pasa en su cuerpo cuando lo ingieren?

No es sorpresa que en la cultura latinoamericana el alcohol y otras sustancias psicotrópicas sean descubiertas a temprana edad, específicamente en la adolescencia y en otros casos inclusive en la niñez.

De acuerdo a uno de los últimos datos presentados por la Oficina Nacional Antidrogas de Venezuela (ONA), en el año 2006, el 48,27% de los venezolanos que consumen bebidas alcohólicas lo hacen antes de los 14 años de edad. 

La empresa privada vinculada con la venta de alcohol también ha investigado la edad promedio del inicio de la ingesta de esta bebida en Venezuela. Según estudios realizados por Empresas Polaren el año 2018, la edad promedio del venezolano en el consumo de alcohol se ubicó en los 11 años.

¿Qué pasa cuando bebemos alcohol u otras sustancias?

Una entrevista de la Agencia de Periodistas Amigos de la Niñez y Adolescencia (Agencia PANA) al especialista en psicopedagogía y director académico de la Cátedra Libre de Drogas del Instituto Pedagógico de Caracas (Upel), Johnny Marchan, explica el proceso que ocurre en el organismo de los niños y adolescentes cuando consumen alcohol u otras sustancias psicotrópicas.

Hay una gran diferencia entre el consumo de alcohol en adultos y en adolescentes o niños: el hígado. Este órgano tiende a desarrollarse mayormente a partir de los 18 años, que es cuando comienza su proceso de maduración, apunta el especialista.  De hecho, agrega, por eso existen los medicamentos pediátricos y los medicamentos para adultos.  

De acuerdo con Marchan, en el hígado se transforman los químicos de los alimentos y bebidas que consumimos. Este órgano se encarga de descomponerlos, desechar lo que no se necesita y absorber aquellos químicos que hacen bien al organismo. 

Por esta razón, el consumo de alcohol en los adolescentes es peligroso. “Al no tener este órgano completamente desarrollado, no se metaboliza. Su cuerpo no bota los químicos dañinos y estos se quedan más tiempo dentro del sistema. Por eso existen medicamentos pediátricos. Si le damos acetaminofén de adultos a un niño, podemos causar a la larga una mala función hepática y a su vez problemas en riñones e hígado”, desarrolla el especialista.

El alcohol y otras sustancias

El proceso del alcohol en nuestro organismo comienza desde que lo bebemos. El director académico de la Cátedra Libre de Drogas explica que incluso en la boca del estómago, la sustancia se absorbe y continúa su proceso hacia los intestinos. Es allí donde ocurre la mayor parte de la absorción, aproximadamente entre 80 y 90%. “En los intestinos también se da el proceso de distribución que lleva las sustancias al torrente sanguíneo», detalla Marchan.

Una vez que las moléculas de alcohol, o de cualquier otra sustancia (cigarrillo, marihuana, cocaína, etc), llegan a la sangre éstas se riegan en todo el cuerpo. El primer órgano afectado, por ser el más blando de nuestro cuerpo, es el cerebro. Es allí cuando comienzan algunos chistes sociales como cuando dicen ‘ya me siento como sabrocit@’.  Esto no es más que el adormecimiento de algunas neuronas. También lo conocemos como ‘la relajación’ y también empieza la mala coordinación psicomotriz», indica.

Marchan indica que después del cerebro, el próximo órgano que entra en juego es el hígado y empieza el proceso de metabolización. En adultos este proceso ocurre en cuestión de minutos. Este proceso no es igual en los NNA. Marchan asegura que mientras un adulto sano metaboliza en una hora, aproximadamente, un NNA puede tardar días.

Luego de la metabolización viene el proceso de eliminación a través de la micción (orinar). “Y es solo así cuando comenzamos a sacar el alcohol en nuestro cuerpo finalmente”, manifiesta el especialista.

Estado, sociedad y familia

En Venezuela de acuerdo a la Ley Orgánica de Protección para Niños, Niñas y Adolescentes (LOPNNA),  el artículo 51 menciona el deber del Estado y la sociedad en prevenir el consumo de sustancias psicotrópicas en NNA. En la práctica, falta camino que recorrer para garantizar este derecho a esta población; tal como se señala en el estudio de la Empresa Polar (una de las fábricas de cerveza más reconocidas en el país), que fue publicado en El Estímulo: “el venezolano se inicia en el consumo de alcohol y posiblemente otras sustancias a los 11 años de edad”, señala.

El especialista recomienda que bajo ninguna circunstancia niños, niñas y adolescentes deben consumir alcohol u otras sustancias psicotrópicas, ya que esto puede llevar a experiencias desagradables y daños en el organismo. En cambio, se puede fomentar como familia y sociedad una cultura informativa sobre las consecuencias.

“A pesar que la cultura del consumo de alcohol por recreación está normalizada, deberíamos tomar conciencia que el no consumo en adolescentes debería extenderse en el tiempo respetando el proceso de maduración de su cuerpo. Con esto estaremos evitando el aumento de enfermos por adicción”, puntualizó el director académico de la Cátedra Libre de Drogas en la Upel.

Share on email
Share on whatsapp
Share on twitter
Share on facebook
Share on telegram
Share on linkedin

TAMBIÉN PUEDES LEER...

abuso regaño violencia discusion
OPINIÓN

Machismo tóxico

Carla Ríos fue asesinada por su expareja Edward Felipe Chacón, quien la acosaba desde que ella decidió terminar la relación seis meses atrás. El 31 de julio de 2020 Chacón la sorprendió en la parte

Read More »
«Tener las mismas consideraciones que tendríamos con un adulto», recomendaciones para visibilizar a los niños en medios
Bullying por orientación sexual produce ideación suicida, revela encuesta #CecodapLive
«En el abuso sexual, el primer obstáculo es reconocer el delito», #CecodapLive
Slider
Slider

LO ÚLTIMO

NO OLVIDES LEER

#CECODAPTIPS