Obediencia, ¿un arma de doble filo?

Te has preguntado qué es la obediencia. Para comenzar podemos partir de que existen distintas formas de obediencia. Una de ellas se conoce como obediencia de tipo infantil a la subordinación natural que expresan los niños a los padres como resultado del proceso de integración familiar.

En la sociedad se valora al niño o niña que aprende a ser obediente. Aquel que ante una orden no hay que brindarle mayores explicaciones porque se sabe que el niño hará lo que se le pide sin emitir alguna pregunta u opinión. De hecho, la crianza tradicional está basada en este enfoque de obediencia, donde se trata de moldear el comportamiento del niño para hacerlo más obediente. A menudo se usan recompensas y castigos, y otros métodos que se cree hacen más obedientes a los niños. Su enfoque es el cumplimiento.

Pero habría que preguntarse si es saludable fomentar en el niño que obedezca a ciegas todo lo que se le dice. ¿Se le estará fomentando a pensar de forma independiente?, ¿qué pasa si hay abusadores cerca de su entorno y le hemos enseñado a obedecer a los adultos?

Desde la Disciplina Positiva se fomenta el enfoque basado en el entendimiento. Con este enfoque se trata de observar cómo se desarrollan y cómo aprenden los niños; al igual que se busca incrementar el entendimiento de los niños y sobre ellos. Desde este enfoque los ayudamos a ser independientes y a tomar decisiones.

Choque de conceptos

Definitivamente es un cambio de paradigma, a veces los padres piensan que no es necesario explicarles las razones a los niños o adolescentes de lo que se le pide que hagan. Se les dice: «esto es así como yo digo y punto». Pero no se trata de eso, se trata de que el niño necesita conocer eso que está detrás de lo que se le está diciendo, porque eso le va a generar mucha seguridad y comprensión de lo que se le está pidiendo.

Imagínense, si algún amigo le pide a usted que le haga un favor sin darle mayores explicaciones porque no lo considera necesario. Al fin y al cabo, usted es su amigo y puede confiar en él. Le dice por ejemplo: «Ve y entrega esta caja sellada a esta persona en esta dirección y a esta hora». ¿Cómo se sentiría usted ante el pedido de su amigo? Seguro que muchas preguntas pasarán por su cabeza. Tal vez se sienta inseguro de la entrega de esa caja, ¿Con quién se va a encontrar?, ¿qué pudiera suceder en el encuentro? Pero como es su amigo usted lo hace.

De manera similar puede ocurrir con el niño. Se enfatiza que no es obedecer por obedecer lo que dice mamá, se trata de que los niños comprendan esas razones, esas normas de acuerdo a su edad. El hecho de que no se lo expliquemos, no implica que el niño no se haga preguntas. El niño puede llenar ese vacío de acuerdo a lo que él se imagine. A los niños hay que darles razones, insumos para que no se llenen de temores o angustias, porque cuando son imposiciones pueden llenarse de rabia. «Mi mamá es siempre lo que dice y nunca me explica lo que está pasando, del por qué de esto», suelen decir algunos pacientes en consulta con nosotros en el Servicio de Atención Psicológica de Cecodap, Crecer sin Violencia.

El brindarle explicaciones a los niños, les permitirá prepararlos para la vida. No siempre podrá estar a su lado mamá, papá o un cuidador. Entre mayor comprensión tenga el niño de lo que sucede, podrá entender la situación y posiblemente tomar decisiones más acertadas. 

Si no los entrenamos para esto, pueden caer en manos de personas que no tienen tan buenas intenciones. Podríamos estar dando la idea de que «cuando un adulto me da una orden, yo debo de obedecer». La crianza es un proceso donde estamos entrenando a los niños para la vida adulta. Es educar con consciencia, enseñar al niño a tomar decisiones, a ser resolutivos, porque si no los enseñamos, el día de mañana buscarán a alguien que lo haga por ellos. La idea es fomentar que los niños actúen con responsabilidad en sus actos no por obediencia.

Neudith Morales

Neudith Morales

Psicóloga y facilitadora en talleres para la atención psicosocial. Se interesa en la crianza desde la perspectiva de la disciplina positiva y de los derechos humanos.

Share on email
Share on whatsapp
Share on twitter
Share on facebook
Share on telegram
Share on linkedin

TAMBIÉN PUEDES LEER...

Save The Children Colombia: hay que informar a las familias sobre los riesgos de reclutamiento en frontera #CecodapLive
Saraiba: la víctima y el victimario no son los únicos protagonistas en el acoso escolar #CecodapLive
Cecodap pide a Trinidad y Tobago investigación exhaustiva por muerte de niño venezolano #CecodapLive
Slider

LO ÚLTIMO

NO OLVIDES LEER