«Se deben fomentar conversaciones activas sobre los retos de internet» #AdolescentesTomanLaPalabra

Ser adolescente es un reto.  En esa etapa se viven desafíos que permiten el crecimiento, la madurez y la aceptación como personas. Los ayuda a superar escollos en la vida y a entender el entorno. Sin embargo, existen una clase de retos que se convierten en peligrosos; justamente los que se hacen cada día más virales y cuyas consecuencias pueden ser fatales.

Los fundadores de Cecodap, Fernando Pereira y Óscar Misle, organizaron un espacio de reflexión con 65 adolescentes para hablar sobre la razón por la que a los adolescentes les parecen atractivos los retos. La reunión es la sexta edición de Adolescentes Toman la Palabra, una actividad que estimula la participación ciudadana.

Este viernes 2 de julio, en el grupo de participantes, se partió de la diferencia de los retos personales para superarse como persona y aquellos que son asumidos para encajar.  Mencionaron algunos como Juego de la Asfixia, Benadryl, La Ballena Azul, Rompe Cráneos, entre los retos populares y vírales, encontrados en las redes sociales.

¿Cuál es el atractivo?

Los adolescentes del evento coincidieron en que la falta de autoestima, la presión social, el querer pertenecer a la mayoría y el poco discernimiento fueron los principales factores que llevan a muchos a practicarlos sin pensar en las consecuencias.

Carlos, de 15 años de edad, respondió por qué los adolescentes se sienten atraídos a los retos virales sencillamente: “…porque están en las tendencias, y por la curiosidad”. Para el adolescente no hay diferencia entre el sexo o la edad de los jóvenes que realizan los retos: “pareciera que todos buscan encajar en un grupo. El chico o la chica lo hace para integrarse a un grupo de populares”.

Viktor, de 14 años, por su parte, explicó que los retos son particularmente atractivos para los varones, debido a que les permiten, en teoría, medir su agilidad. “A los varones normalmente nos gustan los retos porque podemos medir agilidad, fuerza y resistencia. Lo importante es saber diferenciar entre un reto bueno y otro malo que nos pone en riesgo, porque atenta contra nosotros”, señaló.

Lea también: Aprende cómo estimular la autoestima de tus hijos desde temprana edad con estos consejos

Varios de los participantes coincidieron con la respuesta de Carlos. Entre ellos, Anabella, de 14 años, quien subrayó la capacidad de los adolescentes de discernir entre lo bueno y lo malo. “Veo que los retos nos pueden llevar desde lo más divertido a lo más catastrófico. Como adolescentes tenemos que ver qué nos puede llevar a un disfrute y un buen momento y qué nos pone en riesgo nuestra salud metal y física”, sostuvo.

El rechazo social y querer encajar puede producir alteraciones en el estado de ánimo, causando baja autoestima. Barbara, de 14 años, cree que ambas circunstancias impulsan a los adolescentes a realizar retos peligrosos. “Haces los retos porque sientes que estás solo y no encajas. Te quieres unir a un grupo de personas. Esas personas te retan a que hagas tal cosa, algo peligroso. No hay que dejarse llevar por eso. Te tienes que aceptar a ti mismo. Puedes tener retos personales, que quieras tú, no porque otra persona te haga cumplirlo”, analizó.

Reconocer las consecuencias

Las consecuencias de los retos virales de internet pueden ser fatales, como fue el caso de Mariana, de 14 años, quien falleció luego de seguir los pasos de un reto viral de internet. Esta no es la primera vez que en el país se registra una muerte en la práctica de los retos virales. En 2017, el Informe Somos Noticia de Cecodap registró que una adolescente de 15 años falleció en el estado Lara al realizar los retos del juego La Ballena Azul. Dos años después,  otro informe de Cecodap encontró que un adolescente de la misma edad murió en las mismas circunstancias en el estado La Guaira.

La Ballena Azul es un término que se popularizó en 2017 a través de internet y la masificación de las redes sociales. Se trata de un conjunto de retos entre los que había algunos que supuestamente incitaban a los niños al suicidio, según explica un artículo publicado en BBC.

Los adolescentes que participaron en Adolescentes Toman la Palabra destacaron que la comunicación con padres, comunidad y colegio o institución educativa, debe estar presente en todo momento. “Se deberían hacer charlas sobre las consecuencias que pueden traer los retos. Hacer charlas interactivas, para que los adolescentes no lo tomen como un regaño, sino más bien que vean que es algo por nuestro bien”, aconsejó Valeria, de 16 años.

Amanda, de 16 años, coincidió que una charla sincera y sin eufemismo es lo mejor para hacer entender a los adolescentes sobre las consecuencias de algunos retos virales en internet. “lL mejor es una charla y hacerles entender a los adolescentes que los retos son peligrosos y cuáles son las tragedias que se pueden cometer. Claramente, de la mejor forma”, agregó.

Para Giovanny, de 15 años, la mejor forma de prevención de los retos peligros es hablando sobre las consecuencias físicas y mentales. “Si le comentas las consecuencias que trae esos retos, a través de los casos trágicos que han ocurrido, y le demuestras el dolor que causó en sus cercanos, se puede lograr que el adolescente piense en lo que le queda por vivir”, señaló.

Para finalizar el conversatorio, Fernando Pereira, cofundador de Cecodap, instó a los adolescentes a proponer espacios en sus instituciones educativas para hablar sobre las consecuencias de los retos virales en internet.

Share on email
Share on whatsapp
Share on twitter
Share on facebook
Share on telegram
Share on linkedin

¿TIENES SUGERENCIAS PARA NOSOTROS?

TAMBIÉN PUEDES LEER...