Unas 400 personas disfrutaron del «Seminario Acoso Escolar: una realidad que no puede esperar»

“Lo importante es prevenir, no solo atacar”. Con esta reflexión hecha por la adolescente Anna Karina Figuerora, se podría resumir lo aprendido en el Seminario Acoso Escolar: una realidad que no puede esperar, que realizó Cecodap, gracias al apoyo de Unicef, este viernes 23 de septiembre, en la sede del Colegio María Auxiliadora de Altamira, Caracas. 

El evento fue dirigido por los educadores Oscar Misle y Fernando Pereira, ambos fundadores de Cecodap, organización que desde hace 30 años promueve la convivencia pacífica en las escuelas.

El  Seminario Acoso Escolar: una realidad que no puede esperar contó con la participación de 400 personas, entre ellos docentes, psicólogos, trabajadores sociales, padres, madres y representantes. Inició con la intervención de Carlos Trapani, coordinador general de Cecodap, quien explicó que el fenómeno del acoso escolar tiene años en las escuelas. “El docente se tiene que entrenar y preparar para las nuevas demandas que tienen los niños hoy en día. Hay que trabajar más la convivencia escolar, tener las herramientas cuando ocurran situaciones de abusos y actualizar siempre las estrategias para ello”, sostuvo. 

El evento se dividió en dos fases, una clase general con la compañía de adolescentes, directores y la participación de Alejandro Castro, educador argentino, quien realizó una ponencia sobre las nuevas tendencia del acoso escolar en la región latinoamericana. 

La segunda fase del Seminario Acoso Escolar: una realidad que no puede esperar fueron los nueve talleres, en simultáneo, dictados por los profesionales de Cecodap. En estos encuentros se compartieron aspectos socioemocionales, jurídicos y comunicacionales para prevenir y actuar ante las situaciones de acoso escolar, que pueden vivir los niños, niñas y adolescentes en las escuelas. 

Los nueve talleres fueron: 

  • El docente como factor protector frente al acoso escolar, Estrategias para el abordaje psicosocial con familias.
  •  El acosador: consecuencias legales y sociales.
  •  Acoso en redes, ¿Qué hacer?
  • Contenidos para una campaña de prevención del acoso escolar.
  • Documentación de casos y estrategias jurídicas.
  • La participación para la prevención del acoso: los adolescentes toman la palabra.
  • Estrés, violencia y salud mental.
  • Impacto emocional del acoso escolar. 

Acoso escolar en Latinoamérica 

Alejandro Castro, educador argentino, señaló que el acoso escolar es un fenómeno que va mutando con el tiempo, así como con cada generación de niños, niñas y adolescentes en Latinoamérica. “Es bueno actualizar los conocimientos sobre el acoso escolar, debido a que la sociedad, la familia y la escuela va cambiando”, sostuvo. 

Enfatizó que nota con temor los efectos que tuvo el encierro por la pandemia de la COVID-19, durante los últimos dos años y cómo esto afectó la convivencia en las escuelas, especialmente en los casos de acoso escolar. “Hoy seguimos preguntando hasta qué punto ha afectado a los estudiantes. Las diferentes clases de violencias son conductas aprendidas, tiene que ver con familias y el entorno de la familia, así como con la escuela”, sostuvo. 

Castro enfatizó que los docentes, la familia y la comunidad está obligada a hablar sobre la ciberviolencia. “Estas formas de violencia van cambiando con el tiempo. Va silenciándose y los adultos no lo ven ni reconocen”, agregó. 

Detalló que otra brecha que afecta a los niños y niñas latinoamericanos , que no la provocó la pandemia, sino que estaba allí, es la convivencia que se ha trabajado de forma deficiente. “Estos chicos piden volver a la escuela, pero hay muchos que se sentían bien en sus casas”, agregó y recordó que muchos estudiantes, que sufrieron ciberacoso, no querían volver a las escuelas. “Tenemos que preguntarnos qué pasa con estos estudiantes, si le tenían miedo a un compañero de aula. Hay que trabajar junto a la familia y a los medios de comunicación, este último por su alta responsabilidad para la producción y la difusión de los contenidos que hablan sobre los diferentes tipos de violencia escolar que afectan a la población infantil”, sostuvo. 

Adolescentes toman la palabras

Al finalizar el seminario, Fernando Pereira, cofundador de Cecodap, invitó a los adolescentes  Diego Rivas y  Ana K. Figueroa, junto a Alejandra Chalbaud, directora del colegio Guayamurí en Nueva Esparta, y la hermana Ivonne González, directora del colegio Jesús Maestro de Fe y Alegría en el barrio José Felix Ribas. Juntos propusieron formas de prevención del acoso escolar en el país. 

Diego señaló que las escuelas deben tomar medidas para establecer mejores mecanismos de convivencia escolar, sin la necesidad de esperar por presupuestos exorbitantes por parte del Estado o la sociedad civil. “Se pueden tomar medidas muy sencillas, como crear dinámicas, actividades, espacios para la convivencias, aprovechar los espacios de participación de niños, niñas y adolescentes y escuchar sus opiniones sobre el acoso escolar”, sostuvo. 

Anna sostuvo que el rol de las autoridades estudiantiles es dar más espacios de participación a los niños, niñas y adolescentes en temas relacionados no solo a la educación, sino también sobre los problemas dentro de las escuelas. 

“Necesitamos un rol de participación. ¿Por qué no le preguntamos a los estudiantes, a nosotros, qué pensamos sobre la educación, sobre el acoso escolar, sobre la convivencia? Todos tenemos una perspectiva distinta, por eso es importante escuchar a todos los actores”, agregó. 

Diez prioridades

Alexa Colmenares, de 18 años de edad, leyó la declaración elaborada por Cecodap, junto a directivos, adolescentes y docentes para tratar el tema del acoso escolar en el país. 

Para Cecodap, el enfoque sociopedagógico de la convivencia apunta a fortalecer el clima escolar desde una mirada de prevención, promoción, articulación, coordinación y difusión que apunte al desarrollo de capacidades que posibiliten el abordaje de los conflictos oportunamente. 

Además, sostiene que buscar nuevas estrategias de resolución de conflictos con un enfoque de derechos, respeto, garantías y dignidad. 

En el documento se sostuvo que las prioridades y acciones para abordar las situaciones de acoso escolar se destacan las siguientes:

  1. Fortalecer procesos de formación dirigidos a los distintos integrantes de la comunidad educativa (docentes, familias, directivos, equipo administrativo y los propios niños, niñas y adolescentes). La formación debe ser permanente, integral y en función a procesos sostenidos que contribuyan a fortalecer el clima escolar.
  2. Conocer el marco jurídico e identificar cómo puede ser  aplicable a las diversas situaciones de acoso escolar.
  3. Mantener actualizados y socializar los manuales de acuerdos de convivencia como una herramienta educativa que reconozca los derechos y las responsabilidades de los estudiantes, docentes, familias y autoridades educativas.
  4. Identificar rutas y protocolos de atención en situaciones de acoso escolar para que toda la comunidad educativa sepa a quién acudir y qué esperar. Estas estrategias de intervención deben ser realistas, viables y respetuosas al enfoque de derechos.
  5. Mejorar los mecanismos de comunicación entre los miembros de la comunidad educativa como la estrategia fundamental para la participación, prevención y contención.
  6. Implementar acciones de apoyo y acompañamiento psicosocial a los niños, niñas, adolescentes y sus familias. La educación socioemocional debe ser un eje transversal que impulse el desarrollo de habilidades sociales, respeto, empatía y autoestima de los estudiantes.
  7. Promover espacios de asesoría y apoyo a las familias frente a situaciones de acoso escolar.
  8. Reconocer  y fortalecer las formas de gestionar este tipo de casos. Unificar criterios y contar con estrategias efectivas para el registro, documentación y  seguimiento.
  9. Promover la participación de los estudiantes como agentes claves en la prevención del acoso escolar y otras formas de violencia y en la promoción del buen trato.
  10. Desarrollar acciones para la protección especial a niños, niñas y adolescentes con discapacidad o cualquier otra condición que genere discriminación.

La resolución fue dejada al público para  firmar y ratificar el documento como un compromiso a cumplir cada personas desde sus trincheras. Puedes leer el documento completo y firmarlo HACIENDO CLICK EN LA IMAGEN.

Share on email
Share on whatsapp
Share on twitter
Share on facebook
Share on telegram
Share on linkedin

TAMBIÉN PUEDES LEER...

Save The Children Colombia: hay que informar a las familias sobre los riesgos de reclutamiento en frontera #CecodapLive
Saraiba: la víctima y el victimario no son los únicos protagonistas en el acoso escolar #CecodapLive
Cecodap pide a Trinidad y Tobago investigación exhaustiva por muerte de niño venezolano #CecodapLive
Slider

LO ÚLTIMO

NO OLVIDES LEER