Feminicidios del 2020 dejan a 37 niños, niñas y adolescentes sin su madre en Caracas

La violencia contra la mujer parece no acabar en el país. Para 2020, 37 niños, niñas y adolescentes en Caracas perdieron a su madre debido a la violencia en el país, según los datos de Monitor de Víctimas.

Este 8 de marzo se celebra el Día Internacional de la Mujer. Sin embargo, en Venezuela, la celebración se ve opacada por la creciente ola de feminicidios en el país, que no solo afecta a las mujeres, sino también a sus hijos e hijas que quedan huérfanos por la violencia machista en el país. De las 53 mujeres y adolescentes asesinadas durante el año 2020, 20 de ellas eran madres. Estos son datos que recoge el monitoreo en el Área Metropolitana de Caracas hecho por la organización Monitor de Víctimas.

De la cifra total (50 mujeres asesinadas), 34 de los casos se pueden considerar como feminicidios.

Los hechos casi no tienen diferencias entre sí. Algunas de las mujeres y adolescentes asesinadas fueron a manos de sus parejas o exparejas, como fue el caso de Karla Mailyn Ríos Rodríguez, de 39 años de edad, quien fue asesinada por su exconyuge, el 31 de julio de 2020.

Su exesposo, Edward Chacón, seis meses antes  del homicidio la había agredido físicamente. Ella denunció el hecho en el Cuerpo de Investigaciones Científicas Penales y Criminalísticas (Cicpc), sin embargo el acoso y la persecución del hombre no acabo.

Ríos tenía dos hijos, una mayor de edad que emigró del país y un adolescente.

Edward Chacón la asesinó en su residencia y huyó. Sigue prófugo de la justicia.

También Yuneimar Jinez Prieto, de 35 años, fue asesinada a manos de su expareja frente a sus hijos. Sus hijos relataron los hechos a la prensa y organizaciones no gubernamentales.

El mayor de los varones, de 14 años de edad, fue testigo directo de la agresiones que vivía su madre a manos del funcionario de la Policía Municipal de Los Salias, Edy Johan Castillo Araujo. “Íbamos caminando con mi mamá y mi hermanito, cuando ese hombre llegó y comenzó a dispararnos”, relató el joven a Proiuris, en febrero de 2020,  quien tuvo que esconderse en los matorrales de su sector en Guárico, para resguardarse de la balacera.

La secuelas del asesinato de su madre aún lo persiguen. “Desde ese día no me gusta estar mucho en la calle”, señaló.

En muchas ocaciones, los NNA que hoy soy víctima de los homicidios de sus madres dependían exclusivamente de la manutención de su progenitora. Con la muerte de la madre no solo lo exponen a duelos indescriptibles, sino también a una situación de vulnerabilidad mayor en el país.

Ni una menos

Monitor de Víctimas registró que ocho niñas y adolescentes fueron asesinadas durante el 2020.

El móvil: violencia de genero y abusos sexuales. Los victimarios: sus padrastos, parejas y familiares.

Durante el 2020, los casos de niñas y adolescentes asesinadas tampoco disminuyeron. En comparación con 2019, los casos de asesinatos de las jóvenes en sus edades de infancia aumentaron 62%. Es decir, pasaron de 5 casos a 8.

De los 8 casos, 2 fueron por violencia de género, 2 por balas perdidas y 2 por abuso sexual. El resto aún no se pudo determinar el móvil de la muerte.

  • María Colmenares, a sus 15 años de edad, fue asesinada por su exnovio, en su casa en la UD4 de Caricuao. Cuando sus familiares hallaron el cadáver de la adolescente, encontraron una nota de voz de su víctimario. Él le reclamaba por haber terminado la relación.
  • A sus 14 años de edad, Carolina Esmeralda Zambrano Díaz fue asesinada al salir de una fiesta en Guarenas. Su victimario la estranguló. Hasta la fecha se desconoce las razonas que motivaron el homicidio.
  • Fabiely Narmiuska Piñango Gómez, de 9 años de edad, fue asesinada por su padrastro, luego de que este la abusara sexualmente. Su cadáver fue trasladado al hospital JM de los Ríos, con la excusa de que la niña tenía fiebre y diarrea.
  • Debido a los tiroteos en zonas populares una adolescente de 14 años de edad falleció la noche de 25 de abril de 2020, mientras existía la cuarentena radical en todo el país. Según la versión de sus vecinos, la joven recogía agua en unos tobos, en el sector La Planicie de Catia, cuando comenzó el tiroteo.
  • Monitor de Víctimas también registró el homicidio de Yusmerwyn Rosmary Jordán, de 17 años de edad. Ella falleció luego de que uno de sus amigos comenzó a manipular un arma de fuego durante una reunión. El arma de fuego se activó y la bala le dio a la adolescente en la cabeza. Dejo un niño de 3 años de edad huérfano.

Celos que matan

Para Fernando Pereira, cofundador de Cecodap, los celos juegan un papel muy importante en los casos de feminicidios de de mujeres, niñas y adolescentes.

“En lo que va de año el país se ha visto conmocionado por varios casos de feminicidio. En la mayoría de ellos el perpetrador fue la pareja con quien vivía o vivió. Lamentablemente la violencia se va incubando poco a poco”, se lee en su artículo de opinión publicado por Efecto Cocuyo.

Pereira enfatizó que los celos de los victimarios hacen que el hombre  «sienta sospecha, inquietud, ansiedad de que la pareja se fije en otra y  ponga su cariño e interés en ella”.

“Los celos se activan cuando la persona se siente insegura, no se siente amada. Se vuelven patológicos cuando se deja de hacer lo que nos da bienestar por estar pendientes de la vida del otro. Se pierde el interés por el estudio, trabajo, la familia, los amigos y la salud. Toda la energía se invierte  en espiar a la pareja. Según las estadísticas, en un 30% de los episodios de violencia los celos están como protagonistas”, concluyó Pereira.

Share on email
Share on whatsapp
Share on twitter
Share on facebook
Share on telegram
Share on linkedin

TAMBIÉN PUEDES LEER...

#CECODAPTIPS

«Tener las mismas consideraciones que tendríamos con un adulto», recomendaciones para visibilizar a los niños en medios
Bullying por orientación sexual produce ideación suicida, revela encuesta #CecodapLive
«En el abuso sexual, el primer obstáculo es reconocer el delito», #CecodapLive
Slider

LO ÚLTIMO

NO OLVIDES LEER