Lila Vega: las escuelas deben permanecer abiertas pero protegidas del COVID-19

COVID-19

El final de la época de carnaval en Venezuela, trae consigo la vuelta a clases presenciales de niños, niñas y adolescentes; sin embargo, la pandemia por la COVID-19 no acaba. Para Lila Vega, miembro de la Red de Padres y Representantes, la prevención de la nueva variante del coronavirus ómicron debe ser una prioridad en la casa y en las escuelas.

“La comunidad educativa, los padres y los alumnos deben estar comprometidos para hacer que la escuela sea un lugar seguro. Afortunadamente, no se requiere muchísima estructura ni muchos materiales”, agregó y recordó que la época de Carnaval puede ser un momento clave para que muchos niños y niñas se contagien, por lo que recomendó a los padres a limitar las actividades fuera de casa, playas, cines y otros lugares concurridos de personas.

El 10 de enero de este año comenzaron las clases de forma presencial. Voceros del gobierno aseguran que se garantizan los cuidados correspondientes de bioseguridad para evitar el contagio por la Covid-19. Sin embargo, cada institución ha aplicado la metodología que más se adapta a su estructura, pues los lineamientos del Ministerio de Educación carecen de precisión.  Aunado a esto, la vacunación para los niños, niñas y adolescentes continúa.

Autoridades del Fondo de Naciones Unidas para las Infancias (Unicef) ya ha publicado recomendaciones a los Estados para que hagan todo lo posible para evitar que la pandemia perturbe la educación de los niños. La directora ejecutiva de Unicef, Henrietta Fore, declaró en enero de 2022, que mantener las escuelas abiertas ayudará a que millones de niños puedan acceder a su derecho a la educación, debido a las limitaciones tecnológicas que existen para garantizar la educación virtual. Según datos de la organización internacional, el cierre total o parcial de las escuelas afectó a más de 600 millones de niños en el mundo.

Condiciones para la escuela segura.

Lila Vega también es pediatra. Sostuvo que es primordial que las madres y padres estén atentos a los síntomas que puedan presentar en su núcleo familiar, para evitar que los contagios lleguen a las escuelas.

“No podemos dejar que los niños vayan a clases si presentan síntomas de la COVID-19. Por eso, las mamás y los papás tienen que revisar si sus hijos presentan gripes o fiebres, avisar a la escuelas y a los demás padres para que estén prevenidos”, señaló la especialista.

Vega enfatizó que evitar los contagios en los niños debe ser una prioridad para los padres, también ellos deben guardar distancia y cumplir con los protocolos de bioseguridad, para que sus hijos puedan ir a las escuelas.

“No solo es limitar que los niños puedan salir a la calle o fiestas. Los padres también tienen que buscar limitar el contacto masivos con personas, para que todos estén protegidos”, agregó.

La pediatra enlistó una serie de recomendaciones para que los padres, docentes y niños, niñas y adolescentes puedan asistir a clases presenciales:

  1. El uso del tapabocas debe ser obligatorio para todos los asistentes en el colegio.
  2. Si el niño o niña presenta síntomas de gripes, no lo envíes al colegio hasta estar seguros de que no sea COVID-19.
  3. En el caso de que el niño o niña haya ido al colegio y presentó síntomas, avisar a los padres y representantes del salón de clases.
  4. Enviar a sus hijos con tapabocas y una botella de alcohol.
  5. Los docentes deben tomarse el tiempo para que los niños se laven las manos con mayor regularidad. En el caso de que la institución no cuente con servicios de agua, usar el alcohol.
  6. La escuelas deben exigir a las autoridades del Ministerio de Educaciones más planes de contingencia contra el COVID-19.
  7. Evitar llevar a los niños a fiestas y otros lugares concurridos de personas, mientras estén asistiendo a clases.
  8. Los padres deben reevaluar sus planes en días festivos, evitar a ir a lugares concurridos y minimizar el contacto con muchas personas.
  9. Exigir al Estado venezolano dotaciones de insumos para que las escuelas sean más seguras ante los contagios de COVID-19.
  10. Comunicación constante por parte de los directores de las escuelas con los representantes, en el caso de una ola de contagios en la institución.

Vacunación es clave

Para Unicef la vacunación de los maestros, personal administrativo y de los niños es vital para mantener las clases presenciales. “Los maestros y el personal escolar deben obtener un apoyo total y se les debe considerar una prioridad a la hora de recibir las vacunas contra la COVID-19, una vez que el personal sanitario de primera línea y las poblaciones de alto riesgo estén vacunados.UNICEF apoya la vacunación de los niños una vez que las vacunas estén disponibles para ellos y una vez que los grupos prioritarios estén totalmente protegidos. Sin embargo, no hay que hacer de la vacunación un prerrequisito para la escolarización presencial”, señaló.

Fore recordó a los Estados que convertir la vacunación contra la COVID-19 en una condición para el acceso a la enseñanza presencial agrava el riesgo de negar a los niños el acceso a la educación y de aumentar las desigualdades.

“En consonancia con las recomendaciones de la OMS, Unicef aconseja mantener las escuelas abiertas y garantizar que las estrategias de control de la COVID-19 que han puesto en marcha los países faciliten la participación de los niños en la educación y en otros aspectos de la vida social, incluso aunque los niños y adolescentes no estén vacunados”, dijo.

La pediatra Vega coincidió con las declaraciones de Unicef. Explicó que «la vacunación no es una condición para empezar la clase, ni para asistir a la escuela. Por supuesto que es deseable que los niños estén vacunados, pero es mucho más importante que asistan a las escuelas”.

Recomendaciones vigentes

Diez claves de Cecodap siguen vigentes en 2022. Para septiembre del año pasado, cuando comenzó la presencialidad, la organización publicó un comunicado para el retorno seguro a clases:

1️⃣ Modalidades de retorno y valorar el contexto. Cada escuela tiene una realidad y condiciones particulares, por tanto, se deben planificar y definir las estrategias de retorno a clases presenciales. Esto incluye el aforo en las instalaciones para determinar el número exacto de estudiantes que pueden estar en una misma área de forma simultánea, horarios de entrada y salida, organización física de los espacios y ambientes, uso de baños y áreas deportivas o comunes.

2️⃣ Proceso educativo gradual y flexible. Retomar clases presenciales después de un año escolar a distancia requiere que el proceso educativo sea gradual de acuerdo con las necesidades, ritmos y condiciones de los niños, niñas y adolescentes. También es importante ser flexible en la planificación, contenidos y estrategias educativas a implementar. El retorno a clases presenciales debe ser visto como una oportunidad educativa y no pasar del encierro en los hogares a un encierro en salones de clases.

3️⃣ Valorar las opiniones de las familias. Las familias son actores claves para las escuelas. Sus opiniones, necesidades y recomendaciones deben ser escuchadas para fortalecer el proceso de retorno seguro a las escuelas. Los procesos educativos y las asistencias a clase presencial deben ser flexibles si las familias presentan dificultades o temores específicos y debidamente demostrados. Las familias también necesitan el apoyo de las escuelas.

4️⃣ Acompañamiento emocional. El acompañamiento psicosocial debe ser una estrategia central y prioritaria en el retorno a clase. Identificar las emociones de los niños, niñas, adolescentes y docentes es un paso indispensable para desarrollar recursos de afrontamiento frente al miedo, el estrés, angustia, desinterés o desmotivación.

Siga estas recomendaciones
5️⃣ Rol del docente. El docente asume la responsabilidad de cuidarse a sí mismo y cuidar a los niños, niñas o adolescentes que se encuentren bajo su responsabilidad, el formar hábitos de higiene y seguridad es fundamental en un proceso de retorno a clase. El docente debe estar atento y sensible a las necesidades educativas y emocionales de sus estudiantes, así como, recurrir a la creatividad, innovación, flexibilidad y originalidad para producir un hecho educativo significativo en un contexto de emergencia.

6️⃣ Sensibilización e información. En contextos de emergencia la sensibilización y la información clara y oportuna es necesaria para fortalecer los mecanismos de protección. Es importante que toda la comunidad educativa conozca la importancia de las medidas de bioseguridad, así como, de las estrategias educativas adaptadas en una modalidad de pandemia. Promover temas específicos relacionados a las emociones, manejo de estrés, salud mental, convivencia y resolución de conflictos constituyen algunas herramientas importantes para fortalecer el clima escolar.

7️⃣ Equipo de gestión de riesgos. Se puede confirmar un equipo de trabajo integrado por miembros de la comunidad educativa que asuman la responsabilidad de ofrecer lineamientos generales, planificar, acompañar y verificar el cumplimiento de los protocolos de bioseguridad que se implementen en las escuelas.

8️⃣ Reportes obligatorios y evitar discriminación por eventuales contagios. Es importante establecer mecanismos de reportes obligatorios en la escuela y para toda la comunidad educativa en los casos que uno de sus miembros o familiares directos sea diagnosticado con COVID-19. Es importante evitar cualquier discriminación, estigma o actitudes negativas frente a una persona que resulte con un diagnóstico positivo de COVID-19.

9️⃣ Participación de los niños, niñas y adolescentes. La participación y la opinión de los niños, niñas y adolescentes es importante porque permite identificar sus necesidades, preocupaciones, propuestas y exigencias. Las escuelas deben diseñar mecanismos adecuados de consulta, escucha y participación para los estudiantes de acuerdo con las distintas edades y etapas educativas. Valorar la participación implica reconocer la importancia de los niños, niñas y adolescentes como protagonistas de su propia formación.

🔟 El Estado debe cumplir con sus obligaciones. El Estado debe garantizar políticas públicas con recursos suficientes que garanticen el funcionamiento de todo el sistema educativo. Así mismo, adoptar todas las medidas para que cada escuela tenga acceso a electricidad, agua potable, transporte, seguridad, alimentación escolar, así como todos los servicios públicos que sean necesarios. Se debe prestar especial atención a la protección social del personal docente, administrativo y obrero adscritos a escuelas oficiales y asegurar el cumplimiento de los convenios institucionales con escuelas subvencionadas.

Share on email
Share on whatsapp
Share on twitter
Share on facebook
Share on telegram
Share on linkedin

TAMBIÉN PUEDES LEER...

Save The Children Colombia: hay que informar a las familias sobre los riesgos de reclutamiento en frontera #CecodapLive
Saraiba: la víctima y el victimario no son los únicos protagonistas en el acoso escolar #CecodapLive
Cecodap pide a Trinidad y Tobago investigación exhaustiva por muerte de niño venezolano #CecodapLive
Slider
Slider

LO ÚLTIMO

NO OLVIDES LEER

#CECODAPTIPS