Insuficiencia salarial de docentes provoca déficit en educación de niños y adolescentes

“No tenemos seguro médico. El sueldo es básicamente agua y cada día me cuesta más ir al trabajo a dar clases”. Sofía Bencomo es docente de segundo grado en una escuela pública en la avenida Urdaneta de Caracas. Desde hace 15 años ese es su centro de trabajo. En 2010, Sofía culminó su carrera de docencia y para esa fecha,recuerda que podía no solo mantener su hogar, también podía comprarse su computadora, tener conexión a internet y un teléfono celular. Todo eso sin dificultades, lo daba por sentado. Cuatro años después, a finales de 2014, su salario no le alcanzaba ni para comprar carne o queso.

Para 2022, el salario de Sofía no llega ni a 12$ mensuales. Para sobrevivir, comenzó a dar clases de tarea dirigida, por 5$ por alumno. Mensualmente, ella logra reunir entre 50$ y 60$, con lo que compra cortes de carne, queso y aceite. “Esta es una situación que ya no se sostiene. Me iría del país, pero tampoco me alcanza para el pasaje. Si me fuera, llegaría a la casa de mis sobrinos en Chile o Panamá”, agregó.

Para Raquel Figueroa, dirigente sindical de la Federación Colegio de Profesores de Venezuela, la crisis educativa en el país está en su peor punto.  La razón: los bajos salarios de los docentes, la migración forzada y la falta de incentivos.

“Desde 2007 ha venido una política sistemátics de la desprofesionalización de la carrera de docente. Está devastada. Hay una desvalorización del salario, desvalorización del papel pedagógico. Hemos perdido. La carrera docente ha tenido un retroceso de más de 30 años en su historia”, sostuvo Figueroa.

La dirigente sindical detalló que el salario actual de los profesionales de la educación no puede cubrir  el 10% de los productos de la canasta básica alimentaria, cuyo costo se ubicó en 365 dólares, para el mes de enero de 2022. “La situación del salario de los docentes llegó a tener un déficit de 90%, para adquirir los productos de la canasta básica alimentaria”, sostuvo.

La ONG Fundaredes, en su informe sobre la situación de la educación en el país para 2021, explicó que 90% de los docentes encuestados no reciben ningún apoyo económico, ni en bolívares ni en otra moneda. “Recordemos que los docentes que participaron en esta consulta en su mayoría se encuentran en condición de activos lo que nos permite deducir que su situación es verdaderamente crítica dada la precariedad de los sueldos y salarios”, se lee en el documento.

Esta mengua en la calidad de vida del docente es una de las razones de la migración. De acuerdo con el estudio realizado por la Unidad Democrática del Sector Educativo (UDSE), entre 2019 y 2020, Venezuela se encuentra con un grave problema de éxodo de docentes. Contabilzian que 291.931 profesionales de la docencia ya no están en el país. Esto representa la renuncia del 58% de los maestros.

La chamba juvenil

La huida no solo dejó vacantes, también puso en riesgo el futuro de muchos niños, niñas y adolescentes que no tienen acceso a una educación de calidad.

Materias como biología, matemática, física, química, castellano, inglés e, incluso, educación inicial, tiene falta de docentes debido a la migración forzada de profesionales. “El futuro de muchos niños, niñas y adolescentes en el país es catastrófico. Que una nación no forme a sus ciudadanos puede crear un lugar inhóspito, no progresivo y que atenta contra la ciudadanía”, sostuvo Figueroa.

Explicó que las materias como matemáticas, física y química comenzaron a tener escasez de docentes a partir de 2018. Para 2019, se le incorporó el área de educación integral. “Para 2022, notamos que las materias de castellanos e inglés se unieron a la lista de docentes faltantes. Se nos están perdiendo los profesionales de la carrera. Tenemos que recordar que la educación es un derecho humano y con las acciones del gobierno, solo lo están violentando”, señaló.

Figueroa alertó sobre las acciones del gobierno para sortear la escasez de maestros, con la incorporación de bachilleres, sin estudios universitarios, a impartir clases a las nuevas generaciones, a través del programa Chamba Juvenil. “El Estado lo resuelve con las personas de la Chamba Juvenil, por lo que, disminuyó la calidad de la educación”, agregó.

En el informe publicado por Equilibrium Centro para el Desarrollo Económico, en 2020, se reveló que el ingreso a los planteles públicos es altamente discriminatorio: “favorece a los egresados de la Misión Sucre, Chamba Juvenil e instituciones de formación docente férreamente controladas por el gobierno, en detrimento de los egresados de las universidades autónomas e institutos pedagógicos con cierto grado de autonomía en sus decisiones”.

El Centro de Desarrollo Económico explicó que ante la falta de docentes graduados, en muchos colegios públicos, se optó por contratar a personas que tengan el cargo de forma interina.

“Los mecanismos político-partidistas de ingreso a la carrera docente vienen acompañados de la condición de “interino”. Los docentes interinos representan el 55% de la nómina oficial, lo que constituye una fuente de precariedad laboral y le otorga al gobierno la posibilidad de controlar políticamente a los docentes que temen perder sus trabajos”, se lee en el documento.

Para la UDSE enfatizó, en su informe de 2021, que la política de creación de “docentes exprés” y la utilización de otros provenientes de la política pública denominada “Chamba Juvenil” fue la respuesta gubernamental durante el año escolar 2020 y 2021, para atender pequeños espacios en el Distrito Capital, Zulia, Aragua, Vargas, Lara y Miranda.

“También varias comunidades educativas de escuelas se organizaron para seguir atendiendo las clases a nivel de primaria, tal como sucedió en algunos planteles de Fe y Alegría”, se lee en el documento.

Pobreza extrema

Expertos, sindicalistas y organizaciones no gubernamentales coinciden en un aspecto de la educación venezolana: los docentes en el país viven en pobreza extrema.

Orlando Alzuro, presidente de la Federación Venezolana de Maestros, lo vaticinó en 2019, cuando en una de sus declaraciones para la prensa señaló que el salario de los docentes no llegaba ni a 2 dólares mensuales. Según los estimados de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), de las Naciones Unidas, cualquier personas cuyo salario sea menos de 2$ diarios, vive en una situación de pobreza extrema.

“El salario es la principal razón de que los docentes dejen su carrera. Tenemos testimonios de docentes desnutridos; muy enfermos, que no pueden costear sus gastos de tratamiento, debido a que no tienen pólizas de seguros. Y es que la pólizas HCL fueron completamente eliminadas para los trabajadores de la educación en los colegios públicos en el país”, agregó, Raquel Figueroa.

Share on email
Share on whatsapp
Share on twitter
Share on facebook
Share on telegram
Share on linkedin

TAMBIÉN PUEDES LEER...

Save The Children Colombia: hay que informar a las familias sobre los riesgos de reclutamiento en frontera #CecodapLive
Saraiba: la víctima y el victimario no son los únicos protagonistas en el acoso escolar #CecodapLive
Cecodap pide a Trinidad y Tobago investigación exhaustiva por muerte de niño venezolano #CecodapLive
Slider
Slider

LO ÚLTIMO

NO OLVIDES LEER

#CECODAPTIPS