Explosión de gas en barrio de Caracas dejó dos fallecidos y cinco niños heridos

Una explosión de bombona de gas dejó ocho personas heridas, de los cuales cinco son niños. También dos adultos fallecieron en el siniestro. El hecho ocurrió la mañana del viernes 23 de abril de 2021, en el barrio Los Erasos, ubicado en la parroquia San Bernardino, de Caracas (Distrito Capital)

La Agencia de Periodistas Amigos de la Niñez y Adolescencia (Agencia PANA) conoció que las fallecidas son Francisca Jaspe, de 63 años, y Kimberlin Rodríguez, de 25 años. De acuerdo con información de los Bomberos de Distrito Capital, Jaspe falleció debido a las quemaduras en su cuerpo, mientras que Rodríguez quedó atrapada por los escombros.

Los cinco niños de 3, 4, 7, y dos de 9 años de edad, heridos por la explosión, fueron trasladados al hospital Vargas. Se supo también que el niño de 4 años está en situación crítica de salud y con quemaduras en su cuerpo, hasta las 10:00 am. 

La Policía Municipal de Distrito Capital (Policaracas) manejaba estos datos para las 8:45 am:

  • William Zabala González, 48 años. Tiene quemaduras de 3º grado.
  • Eldis José Blanco Jaspe, 33 años. Tiene quemaduras de 3º grado.
  • Erika Jaspe Jaspe, 42 años. Tiene una herida contusa en la frente
  • Niña de 6 años. Tiene excoriaciones.
  • Niño de 9 años. Tiene excoriaciones.

Al sitio de la explosión llegaron dos brigadas de los Bomberos de Distrito Capital, quienes rescataron a los heridos. Los vecinos también ayudaron con las búsqueda de los sobrevivientes.

Según la información dada por los bomberos, la explosión se originó en una de las viviendas multifamiliar, cercanas a la entrada del barrio. La vivienda consta de tres niveles y el suceso ocurrió en la parte la planta banda.

Cinco vivienda cercanas, así como la pared del edificio Frida (que conecta con la casa de la explosión), se vio afectada por el siniestro.

Dos brigadas de los Bomberos de Caracas fueron al sitio a rescatar a los heridos, de los cuales 5 eran niños de 3 a 9 años de edad

 

Mecanismos de prevención

Carlos Julio Rojas, periodista y líder comunitario de San Bernardino, denunció a través de sus redes sociales el evento y exigió a Caryl Bertho, presidenta de Gas Comunal Venezuela, que evalúe los controles de seguridad en las bombonas, así como el mantenimiento de la misma.

“El tema de la distribución del gas, en la zona norte  de Caracas es una locura. La distribución se llena de irregularidades, desde bachaqueo hasta retrasos. Usualmente son los Clap (Comité Locales de Abastecimiento y Producción) quienes hacen la distribución de gas; pero, desde hace un tiempo, los colectivos (seguidores del gobierno nacional) también participan en la venta. No hay un proceso de cuidado con respeto a la repartición de la bombona. Estas bombonas deberían estar certificadas”, relató Rojas a la Agencia Pana.

En su opinión existen pocos protocolos de seguridad para la distribución del gas en las comunidades. “Debe haber mucho más protocolos de seguridad. Hemos visto que a veces las bombonas tienen fugas cuando se las entregan. Se ven las bombonas abolladas, porque son muy viejas. Hay una irresponsabilidad con el mantenimiento de las bombonas en Caracas”, agregó.

En 2016 el gobierno nacional creó la figura del Clap como mecanismo de garantizar el acceso a los alimentos. Sin embargo, al pasar los años este organismo comenzó a abarcar más servicios en las comunidades. Tal como lo señala Rojas, en diferentes localidades del país son los Clap los que organizan la distribución de gas.

¿Por qué ocurre una explosión?

No es la primera vez que una explosión de gas toma los titulares de los medios venezolanos en este año. Las razones son muchas, sin embargo, la falta de inversión, mantenimiento y protocolos de seguridad, reinan como la principal causa de los siniestros.

El monitoreo de 19  medios de la Red por los Derechos Humanos de los Niños, Niñas y Adolescentes (Redhnna) arrojó que, entre el 1° y 31 de enero de 2021, seis NNA murieron a raíz de explosiones de cilindros y fuga de gas.

El 28 de diciembre de 2020 en Caño de los Becerros del municipio Piar ocurrió la explosión. Más de 45 heridos por quemaduras fue el saldo inicial del estallido. La falta de respuesta oportuna del Estado venezolano ocasionó días después la muerte de 10 personas con quemaduras de segundo y tercer grado. De los fallecidos cinco de ellos eran niños, niñas y adolescentes. Las vícti,as acompañaban a sus padres a buscar las bombonas. El sector tenía meses sin recibir el combustible.

Lea también: A dos meses de la tragedia, sobrevivientes de la explosión de bombonas en Monagas permanecen sin atención del Estado

Además, la Redhnna encontró que entre enero y abril de 2020 se identificaron graves fallas en el suministro de gas doméstico y la violación de normas para el manejo y recarga de las bombonas en las que se distribuyeron. En su página web aseguran  que esto genera situaciones de alto riesgo, algunas de ellas, mortales. Al menos seis niños, niñas y adolescentes sufrieron lesiones por estallidos y quemaduras en cuatro estados del país (Caracas, Apure, Bolívar y Apure), y, en este último, una niña de dos años perdió la vida.

Expertos en el tema, consultados por el portal Cronica.Uno, enfatizan que las bombonas tienen un tiempo de vida y si no se desincorporan, ocurren fugas porque no se cumple con las normas de seguridad. “Tiene que haber un procedimiento para manipular el gas doméstico”, se lee en el trabajo.

En la publicación se agregó que: “la falta de mantenimiento y reemplazo de cilindros que ya han perdido su vida útil es una bomba de tiempo, pues el hierro corroído, válvulas y bases dañadas, incrementan las posibilidades de una fuga de gas y ante cualquier chispazo se produce el incendio y posterior explosión”.

Hasta el momento, no se ha reportado otro fallecido por la explosión en el barrio de San Bernardino. Sin embargo, los vecinos manifestaron su preocupación de que una segunda explosión pudiese ocurrir. Todavía se preguntan si este siniestro estuvo relacionado con la falta del mantenimiento de la bomba de gas. “No sabemos qué pasó, pero creo que puede volver a pasar, muchas de las bombonas que reparten por acá son muy viejas”, sostuvo a la Agencia PANA uno de los habitantes del barrio, quien no quiso ser identificado.

Por su parte Carmen Rivas, vecina de San Bernardino, explicó a la Agencia PANA que en el sector, una bombona de gas puede costar hasta 30$: “Usualmente los bachaqueros (revendedores) te las venden aparte y caras. Como no se consiguen, no queda de otra que comprárselas. Es que se tardan demasiado en llegar y algunas de las bombonas estás hasta oxidadas. Es un peligro”.

Share on email
Share on whatsapp
Share on twitter
Share on facebook
Share on telegram
Share on linkedin

TAMBIÉN PUEDES LEER...

Cota 905
OPINIÓN

Hay que hablar con los niños

Los recientes enfrentamientos armados en la Cota 905 y comunidades aledañas y los operativos que se van realizando, como por ejemplo en la parroquia Petare este fin de semana, generan en las familias un fuerte

Read More »
«Tener las mismas consideraciones que tendríamos con un adulto», recomendaciones para visibilizar a los niños en medios
Bullying por orientación sexual produce ideación suicida, revela encuesta #CecodapLive
«En el abuso sexual, el primer obstáculo es reconocer el delito», #CecodapLive
Slider
Slider

LO ÚLTIMO

NO OLVIDES LEER

#CECODAPTIPS