Cuatro cosas que marcan la diferencia entre la vida y el suicidio

Tomarse el tiempo para acercarse a alguien de su comunidad (un miembro de la familia, un amigo, un colega o incluso un extraño) podría cambiar el curso de la vida de otra persona. A menudo, las personas se preguntan cómo ayudar a alguien que aparentemente está deprimido. En este Día Mundial de la Prevención del Suicidio, la Organización Mundial de la Salud publicó una serie de recursos y recomendaciones para apoyar en la premisa de 2021: Crear esperanza a través de la acción.

Mostrar interés

Puede ayudar a darle esperanza a alguien demostrando que le importa. Todos podemos desempeñar un papel, por pequeño que sea. Es posible que nunca sepamos qué hacemos para marcar la diferencia. Todos podemos acercarnos y preguntarle a alguien.

No es necesario que les diga qué hacer o qué soluciones tienen, simplemente hacer el tiempo y el espacio para escuchar a alguien sobre sus experiencias de angustia o pensamientos suicidas puede ayudar.

Una pequeña charla puede salvar vidas y crear un sentido de conexión y esperanza en alguien que puede estar luchando.

Atención al máximo

Esté atento a aquellos que no están dando señales de advertencia de suicidio. Algunas son:

  • Desesperanza.
  • Rabia.
  • Ira incontrolada.
  • Buscar venganza.
  • Actuar imprudentemente o participar en actividades riesgosas.
  • Sentirse atrapado como si no hubiera salida.
  • Mayor consumo de alcohol o drogas.
  • Apartarse de los amigos, la familia y la sociedad.
  • Ansiedad, agitación, incapacidad para dormir o dormir todo el tiempo.
  • Cambios de humor dramáticos.

 

¿Sin respuesta? Así puedes apoyar

No es necesario tener todas las respuestas Las personas a menudo se muestran reacias a intervenir, por muchas razones, incluido el miedo a no saber qué decir.

Es importante recordar que no existe una fórmula específica. Las personas en peligro a menudo no buscan un consejo específico. La empatía, la compasión, la preocupación genuina, el conocimiento de los recursos y el deseo de ayudar son claves para prevenir una tragedia.

Las personas que han sobrevivido a un intento de suicidio tienen mucho que enseñarnos sobre cómo las palabras y acciones de los demás pueden ser importantes. Aquellos que han pasado por un episodio de pensamiento suicida severo a menudo dicen que no estaban buscando un consejo específico, sino que tuviesen compasión. En esos casos, la empatía de los demás ayudó a cambiar las cosas para ellos y a orientarlos hacia la recuperación.

Se puede preguntar

No tenga miedo de preguntarle a alguien si tiene tendencias suicidas. Otro factor que impide que las personas intervengan es la preocupación de empeorar la situación. Esta vacilación es comprensible ya que el suicidio es un tema difícil de abordar, acompañado de un mito que sugiere que hablar sobre él puede instigar a las personas vulnerables a contemplar la idea o desencadenar el acto.

La evidencia sugiere que este no es el caso. Es más probable que la oferta de apoyo y un oído atento reduzcan la angustia, en lugar de exacerbarla. El oído atento de alguien con compasión, empatía y falta de juicio puede ayudar a restaurar la esperanza. Podemos consultar con ellos, preguntarles cómo hacerlo.

Share on email
Share on whatsapp
Share on twitter
Share on facebook
Share on telegram
Share on linkedin

TAMBIÉN PUEDES LEER...

«Tener las mismas consideraciones que tendríamos con un adulto», recomendaciones para visibilizar a los niños en medios
Bullying por orientación sexual produce ideación suicida, revela encuesta #CecodapLive
«En el abuso sexual, el primer obstáculo es reconocer el delito», #CecodapLive
Slider
Slider

LO ÚLTIMO

NO OLVIDES LEER

#CECODAPTIPS