Cinco actividades para que cuidadores y docentes promuevan la autoestima de los niños

docentes disciplina positiva aula clases niños

La autoestima está directamente relacionada con la felicidad y la salud mental de nuestros/as niños/as. La buena noticia es que como padres, madres, cuidadores y docentes podemos aportar mucho a su construcción. 

Cuando hablamos de autoestima nos estamos refiriendo a la actitud y el afecto que la persona tiene hacia sí misma, por lo que implica un sentimiento de agrado o desagrado, dependiendo si es alta o baja.  

Pero, ¿cómo se llega a este sentimiento de agrado o desagrado? Pensemos en la autoestima como si fuera una casa, la cual se sostiene sobre cuatro pilares o bases. Cada una de esas bases necesita estar firme pues de eso dependerá la calidad de la casa. 

En conjunto, dichas bases influirán en la forma en que nuestros niños y niñas se comportan, cómo interpretan las vivencias y cómo se relacionan con los demás y con su entorno. Estas son:

  • El autoconcepto, ¿qué piensas sobre sí mismo?
  • La autoconfianza, ¿qué tanta confianza tienes en sus capacidades?
  • Autorefuerzo ¿qué tanto se recompensa por sus logros?
  • Autoimagen ¿cómo cree que lo ven los demás? 
Lea también: Aprende cómo estimular la autoestima de tus hijos desde temprana edad con estos consejos

Como adultos tenemos un papel muy importante en la construcción de esa casa que es la autoestima. A lo largo de su desarrollo, los niños se responden a dichas preguntas con la información que le transmiten los padres, los hermanos y los amigos sobre quién es y su valor. Estas personas significativas funcionan como un espejo donde el niño se observa y conforme va creciendo, va incorporando aquello que recibe de adultos ajenos a la familia: profesores, entrenadores, tutores, etc. 

Es por esto que cada una de las experiencias en el entorno familiar, escolar y social durante la niñez y la adolescencia, contribuirán de forma positiva o negativa a la formación de la autoestima. Siendo así, todo aquello que decimos sobre ellos y cómo valoramos su comportamiento tendrá un gran impacto. Además de aquello que les mostremos como ejemplo sobre lo que pensamos y la forma en que nos referimos sobre nosotros mismos. 

Entonces, ¿cómo podemos contribuir a una sana autoestima? Te compartimos algunas recomendaciones y actividades que te servirán. 

Para un buen desarrollo de la autoestima del niño/a o adolescente, recuerde: 

  • Hacerles sentir que son miembros importantes dentro de su familia. Esto se les demuestra tomando en cuenta sus opiniones y aportes. Escuchando aquello que le gusta y no le gusta de lo que le ocurre. Consultándoles sus opiniones y pensamientos y otorgándole responsabilidades o roles en la dinámica del hogar.  
  • Es importante que los niños y niñas perciban una comunicación fluida y profunda con sus padres/docentes. Así sabrán que tienen la oportunidad de decir eso que piensa, además de que comparten con ellos sus experiencias de vida, sus sentimientos, sus expectativas, etc. 
  • Tener en cuenta las habilidades, las dotes o los intereses especiales de cada niño/a y que esto sea no sólo reconocido sino también estimulado por los padres/docentes. 
  • Reconocer lo esfuerzos y no solo el resultado final. Esto fomentará en los niños y niñas un sentimiento de valía que no está condicionado solo a logros y les hará ver que las habilidades se desarrollan con la práctica y el esfuerzo continuado. 
  • Animarlos a que acepten retos más complicados y mayores responsabilidades, haciéndoles saber que creemos en sus capacidades.
  • Ayudarlos a buscar pensamientos alternativos cuando no se sientan valiosos o capaces. Les daremos algunos ejemplos con frases que suelen decir: 
    • “Nunca voy a mejorar”, dígale que mejor puede decir: “Esto requerirá más esfuerzo y quizás deba intentarlo de otra manera” 
    • “No soy bueno en esto” muéstrele que puede decir: “No soy bueno en esto todavía, pero aprenderé”
    • “No voy a intentarlo porque quizás falle” muéstrele esta alternativa: “Si fallo puedo intentarlo otra vez, hasta que me salga bien” 

Actividades sugeridas

Actividad 1: Lista de amor

A la hora de dormir o antes de iniciar la clase se leerá una lista que incluya palabras de amor. Por ejemplo: “mamá te ama, papá te ama, tu abuelita te ama…eres inteligente, eres amable, eres importante…” 

Actividad 2: Cadena de fortalezas

En conjunto con su hijo/a, escriba en tiras de papel sus fortalezas de personalidad, sociales, académicas y otros talentos. Use cinta adhesiva para unir las tiras y hacer una cadena de papel. Cuelguen la cadena en la pared y agregue más eslabones conforme su hijo/a aprende nuevas destrezas. Ejemplos: “Me gusta hablar con la gente” “Tengo buena imaginación y me gusta contar historias” “Puedo pedir ayuda y aprender de mis errores” “Soy amable con los animales” “Soy curioso” “Soy cariñoso y amable” “Me gusta aprender nuevas palabras y nuevas canciones”. 

Actividad 3: Collage

“Soy única/o y especial”: con imágenes y texto se construye un collage donde el niño/a coloque de lo que es capaz, sus gustos, lo que piensa de sí mismo y lo que lo caracteriza. Por ejemplo: “Mi mayor superpoder es: correr rápido” “Soy valiente” “Soy suficiente” “Mi frase favorita es: Nunca te rindas” “Me encanta vestir: medias coloridas” “Estoy orgulloso/a de que puedo: Tocar el piano”

Actividad 4: Dejar notas en su desayuno

Es un gesto que puede ser la muestra de afecto y confianza que necesita su hijo/a para empezar el día. Por ejemplo: “Sé que tendrás un súper día. Te amo” “Eres increíble” “Siempre estaré para ti” “¡Vamos, tú puedes!”

Actividad 5: Caja de logros

Consiga una caja de pañuelos desechables cuadrada y fórrela con papel de construcción. Decore la caja material que le guste a su hijo/a. Anímelo/a a pensar en sus logros, enfocándose en cuatro áreas: escuela, actividades, habilidades sociales y casa. Haga preguntas como ¿De qué te sientes orgulloso/a? ¿En qué has mejorado? ¿Qué demuestra lo mucho que has trabajado? Recorte cada logro y ponga las tiras de papel correspondientes en la caja. Dedique tiempo periódicamente para hacer tiras con nuevos logros y reflexione sobre todo lo que ha logrado. Por ejemplo: “Le pedí a la maestra que me ayudara en matemáticas” “Puse la mesa sin que me lo pidieran” “Ayudé a un compañero a entender la tarea de ciencias” “Pude encestar el balón”.

Podemos hacer una gran diferencia con pequeñas acciones diarias. Ayudemos a que nuestros niños y niñas se sientan valiosos, amados, capaces y reconocidos. Esto impactará de forma positiva en sus vidas pues les permitirá enfrentarse al mundo sintiendo que merecen amor y que son importantes, lo que a su vez los llevará a establecer relaciones más sanas y a poner límites cuando se atente contra su valía. 

Lea también: Ayuda a tu creatividad con esta lista de actividades para la cuarentena
Share on email
Share on whatsapp
Share on twitter
Share on facebook
Share on telegram
Share on linkedin

TAMBIÉN PUEDES LEER...

«Tener las mismas consideraciones que tendríamos con un adulto», recomendaciones para visibilizar a los niños en medios
Bullying por orientación sexual produce ideación suicida, revela encuesta #CecodapLive
«En el abuso sexual, el primer obstáculo es reconocer el delito», #CecodapLive
Slider

LO ÚLTIMO

NO OLVIDES LEER