Adolescentes venezolanos participan en EPU con informe sobre crisis educativa

discriminación aula salon de clase

“Tengo una compañera que vive acá cerca, en el 23 (parroquia 23 de Enero) . Cuando no estábamos en cuarentena venía a mi casa y yo la ayudaba. No tiene ni televisión, ni teléfono, ni computadora. Ella ahora no puede venir y está pidiéndole ayuda a los vecinos para llamarnos por el teléfono y hay que decirle la tarea y además intentamos explicarle”.

Karina tiene 17 años de edad y está en 5to año de bachillerato. Lo que relata fue enviado como parte de un informe para el Grupo de Trabajo del Examen Periódico Universal (EPU), realizado por las Naciones Unidas (ONU), a través del Consejo de los Derechos Humanos. En este caso, Venezuela es el foco de la evaluación y está en su tercer ciclo del EPU.

La participación de la sociedad civil permite que no solo las organizaciones no gubernamentales puedan contribuir en la evaluación de la situación de los derechos humanos en el país. Los niños, niñas y adolescentes también lo pueden hacer.

Cecodap, junto a la Red de Derechos Humanos de los Niños Niñas y Adolescentes (REDHNNA), compiló los testimonios de más de 30 niños, niñas y adolescentes para denunciar la grave crisis que viven área de educación.

Los testimonios no sólo ilustran el retroceso en las agendas escolares para impartir clases durante la pandemia del COVID-19, iniciada a principios de marzo de 2020, también detallan las carencias de equipos tecnológicos, fallas en los servicios básicos (como electricidad, agua e internet), así como los bajos sueldos de los profesionales de la educación.

Lea también: 72% de los venezolanos califica la educación a distancia con niños y adolescentes como mala o deficiente

El Estado venezolano, como parte de su respuesta ante la ONU sobre las acciones hechas para el EPU de 2017, presentó un documento al Consejo de Derechos Humanos en el que se enfatizó que las sanciones económicas impuesta por el gobierno de los Estados Unidos, generó atrasos en la solventación de problemas que estaban presentes antes de 2015.

En su informe señalan que para 2020: “se registra un acumulado de 6.550.027 computadoras y tabletas entregadas. Las MCU (medidas coercitivas y unilaterales) han obstaculizado la continuidad de esta política”.

Sin embargo, dicha repartición de equipos tecnológicos no llegó a la escuela de la amiga de Karina. Es más, la falta de computadoras, acceso a internet y otros equipos electrónicos dificulta a los estudiantes, así como a sus profesores poder ver clases dignamente.

“Mi amiga solo tiene un teléfono viejo y con eso se comunica conmigo a veces por WhatsApp. No siempre puede. En mi promoción hay por lo menos 10 personas que andan así: sin manera de enterarse de nada. El resto sí tenemos alguna vía, aunque sea un teléfono, una computadora, algo. No sé qué irán a hacer los profesores. Algunos toman en cuenta eso y les dan chance extra, más tiempo”, describió Karina para el informe.

Lea también: «Cuando regrese a la escuela volveré brincando y bailando”, la educación a distancia en Venezuela

Educación en derechos humanos

El Estado venezolano aseguró que en la educación en materia de derechos humanos, entre 2017 y 2021, se asume como eje transversal el respeto, la no discriminación y la igualdad, así como la participación. “Durante este período se continuó aplicando las recomendaciones surgidas de la consulta nacional por la calidad educativa”, se lee.

En el informe enviado por Cecodap y Redhnna, un adolescente, quien prefirió no identificarse, señaló que en su colegio nunca recibió educación sobre los derechos humanos o los derechos de los niños en el periodo que el Estado venezolano describe.

“Una testigo consultada para la redacción del presente informe reportó no haber aprendido significativamente sobre los Derechos del Niño como parte de su aprendizaje escolar y no conocer a plenitud la existencia, la importancia y el contenido de la Convención de los Derechos del Niño. Se considera que tal carencia en el sistema educativo le dificulta a los niños la defensa de los derechos en contextos donde podrían tener alguna importancia”, se lee en el documento enviado por Cecodap.

En el informe se detalla que la situación venezolana no le otorga ningún lugar a la educación en derechos humanos en las escuelas y liceos. “En el programa educativo oficial no se mencionan a los derechos humanos como parte del pensum, a pesar que la Ley Orgánida de Educación incorporó la educación en derechos como eje transversal del sistema educativo. En nuestra opinión, tal ausencia es realmente grave: si desconocemos nuestros derechos, no seremos capaces de defenderlos ni de ejercerlos a plenitud”, denuncia Cecodap y la Redhnna.

Alimentación en las escuelas

El Estado venezolano enfatizó en su respuesta a la ONU que 93% de las escuelas públicas cuentan con el Programa de Alimentación Escolar que garantiza el suministro de “al menos, dos comidas diarias para 5.357.383 niños, niñas y adolescentes. Las MCU han tenido repercusiones negativas sobre este programa”.

Ante la retórica del Estado, Cecodap, en su informe, señaló que 32,3% de la población venezolana está en inseguridad alimentaria. “Los niños no escapan a esta realidad: la necesidad de ejercer el derecho a la alimentación afecta, incluso, a la educación”, se lee en el documento enviado a la ONU.

Se agregó que, para 2018, la ineficiencia del PAE era una importante causa de una presumiblemente elevada deserción escolar que no se puede constatar debido a la ausencia de cifras actualizadas.

«Para nosotros, el saldo de Venezuela con la educación es negativo: con profesores que no ven satisfechas sus necesidades básicas y con alumnos que van a la escuela con el estómago vacío, ningún proceso educativo puede ser efectivo», dice el informe de las organizaciones civiles.

Escuelas raspadas ante el bullying 

Miguel, tiene 17 años de edad. Desde que tenía 6 años ha sido víctima del acoso escolar, conocido también como bullying. Para el informe entregado al Grupo de Trabajo del EPU, los adolescentes denunciaron la falta de programas de prevención del acoso escolar, así como mecanismos para defenderse de esas situaciones.

Miguel recordó, para el informe, uno de sus muchos casos de acoso escolar: “Estaba en cuarto grado, al llegar al salón, me fui a amarrar las trenzas, y una chica alarmada gritó a todo volumen: “¡Se le ve la raya!”, todos se rieron de mí ese día. No aguanté y me fui a mi asiento a llorar, me tapé con mi suéter para que nadie me viera, era mi cumpleaños.”

Cecodap explicó que el bullying o acoso escolar es un problema que afecta a numerosos países a lo largo del planeta y Venezuela no es la excepción. “Un estudiante reportó haber sido víctima de acoso escolar desde su ingreso a la escuela, con tan solo 5 años. A partir de este hecho de violencia el estudiante desarrolló muchas inseguridades sobre su apariencia física y no había podido lograr a plenitud sus competencias académicas”, se lee en el documento.

El Estado venezolano aseguró que, desde 2017, la Defensoría del Pueblo, en alianza con UNICEF, elaboró protocolos para la detección temprana y la intervención oportuna de la violencia contra niños, niñas y adolescentes y para entender, prevenir y reducir la violencia entre pares en la educación. Sin embargo, en su respuesta no detalla avances sobre la violencia escolar, el acoso o bullying que sufre la niñez y la adolescencia.

En el informe, Cecodap denunció que en Venezuela, la ausencia de mecanismos efectivos de denuncia y la falta de formación en el tema tanto en profesores como alumnos hacen que “el problema del bullying esté lejos de ser resuelto”.

Impacto de la salud mental

La falta de programas de apoyo y cuidado de la salud mental para los niños, niñas y adolescentes, sumado al deterioro de la calidad de los centros de salud del Estado, genera consecuencias a largo plazo en la población.

Las organizaciones detallaron que debido a las fallas en el sistema de salud, causado por la emergencia humanitaria compleja, cada vez es más frecuente que los NNA acudan a distintos programas e iniciativas de atención psicológicas, implementada por organizaciones no gubernamentales.

Lea también: Se agotan las opciones para familias de niños con trastornos psiquiátricos en Venezuela

“Se puede mencionar como ejemplo los programas de atención psicosocial que ha desarrollado Cecodap, en el cual se ha registrado un aumento sostenido en los casos desde marzo de 2020 con el inicio de la pandemia por COVID-19”, se lee en el informe.

Debido a la ausencia de estadísticas sobre las afecciones y alteraciones de los estados de ánimo de la población, la problemática no es visibilizada. “Las situaciones anormales de estrés a las que nos vemos sometidos por la migración de familiares o por otros problemas asociados a la Emergencia Humanitaria Compleja (EHC) que estamos viviendo hace que nos sintamos más frágiles y veamos a nuestra salud mental e incluso física, deteriorarse considerablemente”, se lee en el documento.

Migración forzada y la educación

Para Cecodap, el fenómeno migratorio de venezolanos no solo afecta a la niñez y la adolescencia, sino que vulnera al sistema educativo en sí mismo. “No es solo por el hecho que muchos alumnos se quedan sin el cuidado de sus padres, sino, se ha registrado la migración de docentes”, agrega.

La migración forzada de padres también trajo como consecuencia que muchos de los niños, niñas y adolescentes queden al cuidado de sus abuelos y abuelas que, pese a tener la disposición, muchas veces se generan situaciones que obstruye el crecimiento de los NNA, debido a que sus cuidadores no están en condiciones.

“El desempeño escolar de los niños había disminuido debido a la ausencia de una figura capaz de apoyarlos con sus tareas. Esta situación, lejos de ser aislada, se enmarca dentro de uno de los fenómenos migratorios más comunes en la Venezuela actual: la “niñez dejada atrás”, donde niños se quedan sin una (o ninguna) de sus figuras parentales, que se ven obligadas a migrar en busca de futuro para los suyos”, enfatiza Cecodap en su informe.

Lea también: Comunifilm y Cecodap quisieron darle rostro a la migración con la serie documental «Lejos de casa»

Share on email
Share on whatsapp
Share on twitter
Share on facebook
Share on telegram
Share on linkedin

TAMBIÉN PUEDES LEER...

Save The Children Colombia: hay que informar a las familias sobre los riesgos de reclutamiento en frontera #CecodapLive
Saraiba: la víctima y el victimario no son los únicos protagonistas en el acoso escolar #CecodapLive
Cecodap pide a Trinidad y Tobago investigación exhaustiva por muerte de niño venezolano #CecodapLive
Slider
Slider

LO ÚLTIMO

NO OLVIDES LEER

#CECODAPTIPS