Blindemos a nuestros hijos para que no los atrapen los juegos virales que los ponen en riesgo

Recientemente, las redes sociales se han visto inundadas de noticias preocupantes que giran en torno a guerras, COVID-19, política y otros diversos conflictos que ocupan nuestra mente. Sin embargo, el último tema que fue tendencia y que preocupa tanto a padres como a profesionales de la salud tiene que ver con La Penitencia, un nuevo juego sexual que pretende hacerse popular entre los adolescentes.

Douglas Rico, director del Cuerpo de Investigaciones Científicas Penales y Criminalísticas (Cicpc), indicó en sus redes sociales que esta actividad se había vuelto tendencia entre los adolescentes y detalló que en el estado Táchira detuvieron a Euclides Rafael Zambrano Hernández (30) y a tres menores de edad de entre 14 y 17 años. Se les detuvo por presuntamente haberle suministrado una sustancia a una niña de 12 años “para obligarla a realizar un reto sexual”.

Aunque no se conoce de otros casos, la declaración de una autoridad puso en alerta a las familias por tratarse de un juego que promueve la actividad sexual en adolescentes sin protección. Conociendo la dinámica del “juego”, resulta verdaderamente fácil alarmarse e incluso perturbarse frente a la actividad y lo arriesgado que puede resultar para sus participantes.

En nuestra sociedad, es probable que los adolescentes e incluso niños estén cada vez más expuestos a riesgos como el que implica La Penitencia, debido a la viralización que dan pie las redes sociales. Es clave que como padres tengamos en cuenta varias medidas que pueden ayudar a proteger a niños y adolescentes de estas situaciones:

– Construye una relación de confianza. Desde que son pequeños, es importante fomentar con ellos un vínculo estrecho y sólido. Los niños, niñas y adolescentes (NNA) siempre sentirán curiosidad por temas que pueden resultar “prohibidos” o “tabú”.  Si no se sienten lo suficientemente seguros (porque reaccionamos de forma impulsiva) para que puedan buscar las respuestas en nosotros, intentarán encontrarlas mediante vías que podrían no ser las más adecuadas. Una relación de confianza, comprensión y acompañamiento será el mejor aliado para que nuestro hijo sepa que puede acudir a nosotros cuando lo necesite o tenga algún problema. 

– Háblales claro. Tocar temas como drogas o sexualidad suele representar un reto para muchos padres, pero explicarle a los adolescente los riesgos e implicaciones que acarrea iniciar su actividad sexual es lo que podría garantizar que se encuentren lo más preparados posible para cuando tomen la decisión de mantener relaciones sexuales. El conocer los peligros de mantener relaciones sin protección o de tener múltiples parejas sexuales ayudará a que cuenten con el criterio suficiente como para decidir de la manera más saludable.

– Trabaja con ellos para fortalecer su autoestima. Muchos adolescentes ceden a practicar estos retos por presión social o miedo al rechazo por parte de sus compañeros. A medida que el adolescente cuente con un autoestima consolidada, no se verá en la necesidad de participar en estas actividades por cohesión, sobre todo si, como ya se mencionó, conoce los riesgos de la actividad.

Lea también: «Se deben fomentar conversaciones activas sobre los retos de internet» #AdolescentesTomanLaPalabra

– Dales la oportunidad de divertirse. Aunque parezca mentira, muchos adolescentes recurren a estos «juegos» o los perciben como especialmente interesantes en la medida que resultan prohibidos o tentadores. Cuando los NNA se sienten excesivamente restringidos pueden terminar realizando conductas de mayor riesgo buscando experimentar libertad. Así mismo, el contar con opciones de entretenimiento saludable pudiera mitigar los riesgos que venimos describiendo. 

Como padres o cuidadores es importante comprender que el rol que ocupamos en la vida de los niños y los adolescentes es de guía, orientación y protección. De ninguna manera este acompañamiento supone ser negligentes o promover comportamientos que comprometan la integridad de nuestros hijos. No obstante, abordar estos temas requiere ir más allá de la “mano dura” o el control. El tipo de relación que seamos capaces de construir es la mejor forma de protegerles frente a este y otros peligros de la vida.

Rosa Pellegrino Hurtado

Rosa Pellegrino Hurtado

Psicóloga con experiencia en trabajo con niños, específicamente en el fortalecimiento de sus habilidades sociales y en la promoción de las interacciones saludables para el bienestar familiar.

Todos sus artículos
Share on email
Share on whatsapp
Share on twitter
Share on facebook
Share on telegram
Share on linkedin

TAMBIÉN PUEDES LEER...

Save The Children Colombia: hay que informar a las familias sobre los riesgos de reclutamiento en frontera #CecodapLive
Saraiba: la víctima y el victimario no son los únicos protagonistas en el acoso escolar #CecodapLive
Cecodap pide a Trinidad y Tobago investigación exhaustiva por muerte de niño venezolano #CecodapLive
Slider

LO ÚLTIMO

NO OLVIDES LEER